" /> Preservativos: para qué sirven y por qué es importante usarlos

Los preservativos no solo sirven para evitar embarazos. En este artículo te explicamos por qué es importante usarlos y cómo pueden ayudarte a prevenir el riesgo de contraer una ETS (enfermedades de transmisión sexual) y también, claro, para disfrutar de tus relaciones sexuales.

El condón o preservativo es un método anticonceptivo de barrera que consiste en una funda fabricada con látex u otros compuestos sintéticos y se coloca en el pene para impedir el paso del semen y evitar la fecundación.

El uso del preservativo, además de para evitar un embarazo no deseado, es un método demostrado para prevenir el contagio de las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Prevenir embarazos no deseados

Con una efectividad del 98% en la prevención de embarazos si se utiliza correctamente (según diversos estudios respaldado por la Organización Mundial de la Salud), el condón o preservativo no requiere prescripción médica, pudiendo adquirirse en farmacias, como la nuestra.

No es un tratamiento hormonal, por lo que no produce efectos secundarios en el cuerpo femenino durante su uso, lo que representa una ventaja para muchas mujeres. Aunque es importante saber que la alergia o sensibilidad al látex o a ciertas sustancias que vienen en algunos tipos de preservativos, como la benzocaína, pueden ocasionar molestias, por lo que siempre es recomendable leer las indicaciones del producto antes de usarlo y consultar al médico o a la farmaceútica si tras su uso presentamos alguna reacción adversa, ya que te darán la solución más adecuada para tu caso.

Prevenir el contagio de ETS (enfermedades de transmisión sexual)

El único método que puede prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual es el preservativo, ya que se trata de un anticonceptivo de barrera que impide el intercambio de fluidos durante el sexo.

Sin embargo, es importante que sepas que su efectividad solo existe cuando se utiliza de manera correcta, es decir, cuando está bien colocado y se usa durante toda la relación sexual.

Según los últimos estudios realizados, el uso correcto del preservativo de látex puede reducir entre un 80% y un 90% el riesgo tanto de contraer el VIH como otras ETS, tales como: virus del herpes simple (VHS), citomegalovirus (CMV), virus de la hepatitis B (VHB), clamidia, gonorrea y sífilis.

Además de para prevenir embarazos y ETS, el condón o preservativo también puede ayudar a intensificar las relaciones sexuales gracias a los actuales diseños hechos específicamente para aumentar la intensidad del placer.

Si tienes dudas, ¡acércate a nuestra farmacia y consúltanos sobre tipos y promociones!